Seguidores

lunes, 2 de abril de 2012

"No todas las personas son iguales, la gente no es así, todo esta bien me tienes contigo cariño" No paro de escuchar esa voz en mi cabeza, una y otra vez la misma frase que parece estar al acecho debilitándome. Como una ingenua te creí, confié en ti; a decir verdad eras mi única esperanza, ese olor devastador del que no consigo deshacerme me desgarra día a día, eras tan auténtico, tan real que pensé que seria para siempre. Tu esencia me consumía por dentro, eras mi única droga la que me ayudaba a creer en mi misma. Tantos meses junto a ti, en esa pequeña casa vacía, alejados de todo y todos sin importarnos una mierda lo que los demás pensasen de nosotros.
Solo queríamos ser felices el uno con el otro, nos prometimos la vida eterna, tu eras el sol y yo la luna, eramos como dos completos extraños, pero por esa razón teníamos la armonía necesaria para ser felices; nos complementábamos el uno con el otro de tal manera que no vimos la realidad. Me hiciste tuya, la gente nos criticaba y todos los que en algún momento consideré amigos me dieron la espalda; pero tú eras diferente, vivías tu propia vida sin importarte demasiado las apariencias, creías en ti mismo y fuiste la primera persona que creyó en mi. Nunca pensé que llegaríamos a esto, tantas noche en aquel mortífero lago, recuerdo como me susurrabas al oído una y otra vez la palabra te quiero, sonaba tan real dentro de ti que llegué a creermelo.
Probablemente, hubo momentos en que lo sentías de verdad, pero la verdad siempre sale a la luz y nuestra historia no fue más que un juego del destino. Enamorarme de ti, posiblemente es y será el peor de mis errores, pero aún así, después de todo no me arrepiento de nada.
@AngelaZapiain

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja alegrías